Como brotes de olivo

    
Como brotes de olivo
en torno a tu mesa, Señor,
así son los hijos de tu Iglesia.
 El que ama al Señor será feliz,
feliz el que sigue su ruta.
 Del trabajo de tus manos comerás,
a ti la alegría, el gozo.
 Y tu esposa en el medio de tu hogar,
será como viña fecunda.
 Como brotes de un olivo, reunirás
los hijos en torno a tu mesa.
 El Señor bendecirá al hombre fiel
con esta abundancia de bienes.
 A los hijos de tus hijos los verás,
la gloria al Señor por los siglos.